Blogia
Ceshire

Premonición de infancia

Premonición de infancia Caminar por el mundo con una visión nueva es si acaso una propuesta interesante. Arrancarme los ojos y esperar con paciencia que me nazcan en la cara dos pupilas distintas. Recuerdo que hace 15 años caminaba con mi familia vereda arriba. Ibamos en fila india, descubriendo como buenos exploradores todos los resquicios de la nueva finca del tío Carlos. Y mientras los demás niños veían escorpiones, coaties, cotorras y mangostas, donde sólo habían arboles arrimados a un barranco, yo me tapaba el ojo izquierdo con una mano sucia de tierra, y observaba atenta por el ojo derecho. Nadie prestó demasiada atención cuando expliqué que veía por un ojo unos colores que no veía por el otro. Mi madre soltó una carcajada afianzando aun más sus dedos a mi cinturón, y mi hermana me mandó a callar para rastrear el sonido de las cotorras que sólo ella era capaz de escuchar. Pero insistí e insistí hasta que mi padre preocupado, detuvo su paso frente a mi, y señaló un grueso flamboyán: -¿de que color vez las ojas? me tapé un ojo, me tapé el otro, observé con los dos y respondí: -rojas. -¿Entonces cuál es el problema? No supe qué responderle. Nunca he sabido reconocer un problema más allá de sus sintomas. Continué todo el camino sin decir una palabra. Nisiquiera lo hice cuando una cotorra de alas multicolor se abrió paso entre nosotros como una revelación. Como explicarle que el mismo color rojo poseía tonalidades distintas para cada uno de mis ojos. Que el mismo flamboyán me parecía vivas y alegre por un ojo, y apagado y moribundo por el otro: ¿Cuál era el color verdadero? ¿Qué otros colores veían los demás e ignoraba yo?. Desde entonces lo supe. Nací con la mirada fragmentada, como uno de esos perros alemanes con un ojo azúl y el otro verde.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Stephanie -

La mirada distinta de un ojo y de otro es la posibilidad de encontrar dos mundos en uno mismo, y la armonía de un conjunto. Así que bienvenida a el reconocimiento de miradas cínicas sobre las miradas humildes y a ver cuál es la armonía que puedes lograr entre ambas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres