Blogia
Ceshire

Andrómeda

Andrómeda

De Víctor Valera Mora

En la galaxia de Andrómeda existe
un florido planeta donde los ríos no ahogan el mar
donde fuego y hielo queman las contradicciones
Donde no hay necesidad de regreso
Donde 0 x 0 es más que el infinito
Donde los puntos cardinales son más de cien millones
Norte y Lía Sur y Símbalo Espliego y Araceli
Miguel y Adriana Orfeo y Atabal Cedro y Valkiria
Misterio y Prodigio Neón y Asfalto Rosa Ercilia y Dionisius
Antonio y Elena mis pobres padres Virreyes de Indias
Mi viaje a Europa Este y Adelfa Oeste y Clavicordio
Donde todos viven en éxtasis
Donde nada ni nadie es vil
Donde el sol es anillo y ritual de bodas
donde somos ráfagas de luz y nos desplazamos en silbos
Un planeta limpio y pulido
Donde los enamorados viven en palacios flotantes.
Donde Dios tiene un puesto de revistas mal atendido y mata el tiempo
hablando del pasado con Buda y Mahoma y el Vendedor de verduras
de la esquina y la gente ya los conoce y la gente cuando pasa dice
“esos cuatro vagos son panita burda”
Donde el hijo de Dios y los ángeles del desenfado
beben el aire de las avenidas sobre sus motos trepidantes
Donde no hay academias militares ni policías ni cárceles ni monedas
Donde somos sabios Donde somos buenos
Donde los últimos insidiosos
escaparon por un túnel y cayeron al vacío
Astro paradisíaco armado y defendido
por francotiradores y poetas
Donde la muerte está de capa caída
Donde los hombres son gentiles
Donde las mujeres son ramos de jacintos
de labios y de ojos cambiantes de colores
Un astro moderato cantábile
Donde la noche es vino y alegría hasta el amanecer
Su capital es una ciudad resplandeciente llamada Estefanía
Donde tú tienes señorío Donde eres reina
Ese planeta es mi corazón errante.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Ceshire -

En Andrómeda
existe también
un armario maestro
que da a todos los balcones
del planeta Tierra.
Uno de esos balcones
pertenece a Sandupai
que con una manzana y un mazo
resuelve crucigramas,
reflexiona,
escribe un poema.
Una fila de libros le reprocha.
Quiere soñar, sólo logra despertar.

Desde Andrómeda, curiosa
una mujer lo observa.

Ceshire -

Super Dinobat. Todo eso, sí. Lo has dicho todo. Un abrazo.

Uparena -

En la galaxia de Andrómeda
hay un sofá cálido y
descolorido
que sostiene una piel blanca
que sostiene una cabellera negra
que se sostiene bajo un brazo
que se cubre el rostro con almohadas.
Al fondo, una música
de malecón que se asoma
como un ombligo,
recuerda a piernas que se balancean,
que cuelgan, como
pálidas frutas del hambre,
del sueño,
en pleno anonimato.

Dinobat -

Muy bonito, un lugar especial, sin distinciones, utopía diría yo, no lo se, quizás algún día los humanos aprendamos lo que no hemos aprendido, un beso,


JD

Ceshire -

jaja Albastros, que más quisiera yo. Pero oí que se está legislando al respecto. Te aviso.

Albatros -

¿Se conceden pasaportes?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres