Blogia
Ceshire

EL DOLOR DEL MINOTAURIO

EL DOLOR DEL MINOTAURIO Si me buscas estaré
en los muslos de Diciembre
resguardando mi cabeza
de la ira de los dioses.
Yo sé, mi amor, que el invierno
es terrible pero pasa;
que el débil muere mil veces;
que la muerte es una mueca,
un mohín incomprendido
despuntando una promesa.
Lo sé y sin embargo la vida
cuando se apaga deja,
un efluvio de nostalgias,
una lluvia de tristezas.
¿Cómo ignorar lo que falta
si todo me recuerda a ella?
No, hoy no quiero tocar
las cuencas de tu sonrisa.
Déjame aquí, que los viernes
deben ser días de luto;
déjame aquí que los viernes
solían ser días de fiesta.

Algún día entenderás
el dolor del minotauro
que cuando se busca encuentra
a una bestia en su lugar.
Algún día entenderás
las miradas que se pierden
si se nublan un segundo
por observar el mar.
Si me buscas estaré
en los muslos de Diciembre
resguardando mi cabeza
de la ira de los dioses.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Ceshire -

Dario, yo celebro que tu te hayas detenido en la mia. No es tan importante la edad biológica sino la mental. El minotauro tiene otros dolores de cabeza, no quisiera estar en su lugar, aunque a veces... Sandra sí, un placer.

Ceshire -

Pedro,los muslos de diciembre están llenos lagrimas (las mías). Pero de eso hace mucho tiempo y pasan pasan los años y (no) olvido. Busqué el cuadro que dices: a mi me pareció más una violación que otra cosa. !Que alguien le quite el minotauro de encima a Dora! Magnifico estás tú. Un beso anaranjado.

Dario -

Antes que nada y primero que todo, gracias por tu visita a mi post. Celebro que te hayas detenido en esa esquina.
Tal vez tengo 30, parezco de 20 y me siento de 36; en fin... ya veremos; es un dolor que el minotauro jamás tendrá, pues los siglos de su edad lo han vuelto un ser mítico maravilloso.
Te seguiré visitando también.
P.D. ¿Te llamas Sandra?

Pedro -

Sandra, hay un cuadro de Picasso –Dora y el Minotauro-(muy erótico, por cierto) que he recordado al leer tu bello poema.
Ese “los muslos de Diciembre” está lleno de ecos. Estás magnífica. Un beso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres