Blogia
Ceshire

PERFECCION

PERFECCION Los enigmas existen
porque existen las palabras.
Detrás de cada pestaña
se alza un acto de magia;
en cada labio que pronuncia
se quiebran siete espejos.
Es mentira la tristeza
de la arena en la ampolleta.
Eva parió con dolor
para que a Dios le doliera
Adán sudó por que quiso
corretear los lagartijos;
convertirlos en serpientes.

La creación es perfecta.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Pedro (Glup) -

No, glup es mi blog, yo soy pedro que te aprecio y sé lo que vales escribiendo y dormida y hablando, siendo.
Y pedro, a su manera, te cuida porque sí, es un hombre muy viejo y cabecea en su sillón, en el último piso, oteando a las chicas malas (como tú) e incluso a las buenas(como eras tú. antes de la tempestad). Besos, fea.

Max -

Qué sencillez para decir algo complejo, Ceshire. Efectivamente, la vegetación significante (real o imaginada, palpable o delirante) que prolifera sobre las cosas cuando las nombramos, da sombra y, al mismo tiempo que revela, oculta, ensombrece. Efectivamente, mujer sagaz, por eso decía que con el nombre empieza el misterio.

Me gusta cómo dices las cosas. Yo tiendo a analizar y expresar el análisis. Tengo la impresión de que tú también analizas (sin no, no se llega a la sombra en cuatro pasos), pero, luego, lo que expresas, es el resultado del análisis, prescindiendo de la cáscara y los materiales desechables del proceso. Esto, para mí, es toda una lección. Gracias.

Ceshire -

Max:
Gracias por tu inteligente aportación. Ciertamente: en el principio fue la palabra, que nombró a la cosa, que idealizó la palabra, que ensombreció lo demás.

Ceshire -

Don Glup que ya no me quiere, no. Don Glup, que ya no me visita, tampoco, no. Don Glup peseteando con mi pobre buzón, también. Don Glup, sentado en su sillón de hombre muy viejo (por favor), Don Glup de mis dolores, ruega por nosotros.
AMEN

Max de Sastre -

Glup, era de suponer, pero me alegra ver que sintonizamos las mismas emisoras y compartimos opinión sobre Ceshire.

A mí se me ocurre que los misterios existen porque somos capaces de poner nombre a las cosas, porque somos capaces de formularlos. Es otra manera de decirlo (menos poética, eso sí). En el nombre van un paquete de cualidades y una de ellas es el misterio. Sin nombre, las cosas son lo que son y ya está (y no es que me parezca poco). Con el nombre, con la facultad de nombrar, empieza otra historia (“en el principio fue la palabra”). ¿Podríamos decir que con el nombre empieza el misterio?

glup -

Los enigmas existen
porque existen las personas.
Y este poema es muy bueno.
O mejor, este poema me gustó.

Como todo lo de este blog.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres