Blogia
Ceshire

La Peste del mundo

La Peste del mundo

Antes que la sospechosa civilidad tocara esta tierra con cubiertos, pañuelos, letrinas, y el que debió ser el enorme trasero cagón del supuesto civilizador, los aborigenes defecaban, muy higiénicamente por supuesto, sepultando con tierra su caca. Y antes que ellos el primer cromañón, y antes que él, el Homo Erectus y todos sus antecesores. Sí, eso incluye el esqueleto de la sofisticada Lucy, porque la Lucy también cagó. Y antes que ella, hizo caca el simio, el mono, el reptil, el pez y hasta la membrana rugosa de la primera célula. Hasta el mismo Darwin cagó a diestra y siniestra de las Islas Tortola. Cagó el rey Louis XVI en su trono acompañándose para ello de su corte de príncipes y ministros y de todo aquel lo suficientemente honorable para asistir a su hora del baño. Defecaron Platón, Aristóteles y Sócrates, levantando sin más problemas su túnica en medio de sus concurridas charlas filosófales. Cagaron los ricos en sus vasijas de oro pintadas con el rostro de algún archirival. Cagaron los pobres muy modestamente en donde primero se les antojó; cagando y meando con sarcasmo hasta los jardines de los nobles. La gente se cagó en medio de la cena, en la habitación, enfrente de la visita, en la calle, sin problema, donde fuera.

De la mierda salimos y a la mierda vamos, pero se caga una pobre e inocente perra en alguna esquina baldía del piso de mármol y truena en maldiciones el mundo. Si hasta las mismas losetas tienen caca, las casas tienen caca, la tierra es 75% caca, el ser humano es potencialmente caca. Tenemos que vivir con y gracias a ella ¿Cuál es el conflicto?

Dos mil años antes de Cristo en la Isla de Creta, una princesa muy neurótica inventó el primer “toilet”, trastocando para siempre el flujo de la energía espiritual. Porque está claro que las energías confluyen, se contagian las manías, se piden prestado, se roban, se vengan y se pagan. Por esta ecuación espiritual fue que cuchucientos años después, ya en época de represión vejigo-intestinal, Leonardo Da Vinci redescubrió la nefasta invención. Mi madre debió ser familia de la complicada princesita cretense en alguna de sus encarnaciones –La casa huele a orines, a caca, a pupu, a pipi, a fo. Linchen a la perra por mear zonas marcadas. -¿De qué medievo salió esta mujer y por qué tuvo que ser mi madre?

Verá doctor, nunca he entendido esta sociedad, por eso enloquecí, por eso estoy aquí. Tras cientos de laxantes, decenas de hospitalizaciones a causa de mi estreñimiento y finalmente haber escupido caca por la boca comprendí que lo mejor para mí era internarme.

No pregunte tanto y déjeme culminar mi historia. Mi madre mató a mi perra a escobazos por hacer pupu y pipi dentro de la casa. Cuando sucedió yo tenia 13 años y había agotado todos mis recursos para entrenar al pobre animal. Cometí el error de dejarlo dentro de la casa, firmé en ello su sentencia de muerte. De eso hace hoy 15 años. Aún no logro superarlo. Igual que no supero mi sexualidad, ni mis obsesiones, ni mi comportamiento hacia un mundo en el cual me cago una y cien veces. ¿Se ha dado cuenta usted de que somos una contradicción ambulante? ¿De que nos hemos diferenciado de la naturaleza y apropiado de una razón que nos queda grande?

Hacemos casas encima de la tierra, sacamos vasijas del barro, creamos paredes con arena, todo, absolutamente todo lo sacamos del polvo y con el polvo la mierda, sin embargo lo detestamos. A ver, explíqueme eso y quedaré sanada. Durante años dedique 50% de mi día a sacar polvo de la casa, a trapear y a barrer. Inicialmente lo hacia al compás del mandato de mi déspota madre, luego vino lo peor, quedé contagiada con la obsesión insolente de la limpieza y reaccionaba a ella con la incapacitante capacidad de una autómata. Más adelante, cuando me hicieron la historia de aquellas arañitas siniestras y peludas ¿Le han hablado de ellas? Se llaman ácaros y viven de nuestras células muertas. Desde la primera vez que escuché hablar de ellas enfermé de asma. Se fija como todo encaja. Los animalillos viven de la mierda de nuestra piel, promueven enfermedades y son básicamente iradicables.

En alguna etapa de mi locura me ha parecido que lo de los ácaros ha sido mas que una invención del hombre para mantener a la mujer en el espacio de la casa. Es curioso que estos animalillos no hayan sido descubiertos hasta finales de los 30’s, en plena oleada feminista. Los hombres sabían que jamás podríamos superar lo de los ácaros y viviríamos prendidas de la escoba y del trapo, por eso se los han inventado. Pero bueno, no de mucha importancia a esto último que he dicho, es sólo la teoría de una loca al borde de la muerte por comemierda.

Comencé a hacer conexiones desquiciadas el día que leí que una cucharadita de semen diaria es sumamente nutritiva para la mujer. Jamás leí cosa similar de la menstruación o el flujo vaginal para el hombre. Bonito descubrimiento: ¿Sabía doctor que el hombre que se abstiene sexualmente tiene un riesgo desproporcionado de contraer cáncer de próstata, y que la mujer promiscua tiene exactamente el mismo riesgo, pero por la razón contraria?

Con polvo enloqueció Peter Pan y obsesionado por él quedó encerrado en el mundo de Nunca Jamás. Igual me sucedió a mí, sólo que yo nunca tuve una Wendy como Peter Pan porque me cago en la hora, me tocó ser mujer. Y las nenas no exploran su sexualidad, no se masturban, no se enamoran, eso caca, eso fo, eso da cáncer. Las nenas son como la Wendy de la historia y reprimen a todos los Peters de su camino, se estriñen y comen mierda, se niegan a aceptar los polvos mágicos y no se enamoran sino que se dejan enamorar y al final terminan viejas y amargadas, siendo visitadas esporádicamente por un joven y lozano Peter que curiosamente tiene mas edad que ellas pero aún tiene energía para saltar ofreciendo polvos a las niñas de ventana en ventana, con miedo de contraer cancer.

Suena el reloj alarma.

-Bien doctor, se ha acabado la hora, en nuestra próxima cita continuaré mis historias para que usted decida como diagnosticarme, ¿Por el momento qué ve en mi? ¿Cree que estoy loca? Si después de esta plática cree dentro de su ingenuidad que no lo estoy, deme unos minutos más para demostrarle con mi discurso que está errado. Y si aún eso me falla, no me quedará otro remedio que desnudarme y mamárselo hasta el cansancio, se lo mamaré tan fuerte y con tanta destreza que quedará sin palabra.
-El doctor sonríe.

-Acto seguido proseguiré a cagarme y mearme en su exquisito sofá de piel de camello.

-La sonrisa del doctor se pasma.

-Si al final no cree usted que soy yo una loca, puta y puerca, es que no estoy desquiciada, y me iré a recorrer el mundo llena de esperanza, pero sabe, dudo que no piense así, a usted como a mi madre y al resto de la gente, le gustan las perras, las casas y los traseros pero no soportan sus pestes.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

13 comentarios

Beirut -

Flaca...me enamore de ti, asi no mas...de verdad, ¡que bueno que internet no solo sirve para pendejadas! me encanto como escribes, me entretuve de pies a cabeza, me qede con gusto a poco. Me encanto!!

Ceshire -

Mon,
wow, ¿todas esas cosas? (ahora en qué gaveta me meto)
El sentimiento es recíproco.
Un honor que una escritora con tu sensibilidad aprecie mis letras. Gracias por visitarme. Genial es tu página. Nos leemos.

Mon -

ufffffff qué maravilla -una honra compartir el mismo sexo-
qué cagada no haberte descubierto antes.
pero bueno, nunca es tarde.
increíble, qué digo, muy creíble tu relato, muy de adentro, muy de pura vícera.
muy valiente.
ingenioso.
punzón.
genial.

Ceshire -

Celeste,
Qué bueno que te haya gustado mi cuento escatológica (recientemente aprendí esa palabra) Me divertí mucho escribiéndolo. El cuento de Peter Pan siempre me ha parecido un poco sospechoso, no que los demás cuentos de hada no lo sean. besos muchos.

CELESTE -

Increíble! eres increíble... bravo! me dejas sin aliento. esto me encantó. Sobre todo tu versión - comparación de la historia de Peter Pan. Será por que siempre he detestado esa historia? je je je. de todos modos me encantó. Muchas verdades.

Ceshire -

Ónoma
Gracias por lo de buenisima y valiente, malísima también soy a veces; aunque valiente, ah... valiente no sé si sea (guiño). De todos modos, gracias por tomarte el tiempo de leerme, bienvenida siempre.
Un beso

Ceshire -

BLALIH,
Te agradezco mucho todos los halagos; la luna, las perlas, las estrellas... Gracias. Y tienes mucha razón. Esta sociedad que nos contiene, a veces intolerante, belicosa, leve y contradictoria; otras bella, esperanzadora, sensata y reflexiva, tiene que ser así para que el espíritu pueda evolucionar en la diversidad.
Un beso

Ónoma -

Tenía razón Glup (en estas cosas del arte casi siempre las tiene). Eres bueniiiiiiiiiiiiiiiiiisima. y valiente.

BLALIH -

ASOMBROSA... ASÍ ES TU VOZ... Y ESA REBELDÍA QUE TE HABITA... QUE ERES... DESBORDÁNDOSE DE TI... COMO FINAS PERLAS SE DESPRENDEN POR LAS NOCHES DE UNA LUNA HERMOSA Y SE HACEN ESTRELLA...

AL FINAL... QUE VIVA ESTA SOCIEDAD DE MIERDA QUE TE CONTIENE TAMBIÉN... PARA HACER LA HERMOSA DIFERENCIA...

GRACIAS...

(GRACIAS PEDRO... EN VERDAD VALÍA LA PENA... ESTAR AQUÍ LO VALÍA...)

UN ABRAZO...

Ceshire -

Pedro, viniendo de ti, un tronco de mensaje como este me llena mucho. Sabes que me importa mucho lo que piensas(que no se te suba, nah, se te puede subir, a la cabeza digo). Clarividente, inteligente y bello eres tú. ¿Permiso? Tu no tienes que pedirme permiso para nada.

G r a c i a s por entenderme y ser.

Besos en la vida.

Ceshire -

Puzzling Dinobat, imagino que después de esto queda el fantasma de Eleanor Rigby, y está feliz. ; )

Pedro (Glup) -

Esta es Sandra, sí señora, me abrazo a ti en la mierda y en la salud, en los orines y en la belleza de tu clarividencia, en la inteligencia que corre pareja con tu hermosura así en los retretes como en los palacios, me revuelco contigo sobre las heces de la incomprensión, del papanatismo, de los bienpensantes que tanto nos joden (por arriba, por abajo, por cualquier hemisferio), meo a tu lado y escucho el fluir de tu ironía, el sonido chirriante de tus limas mordiendo las rejas que nos pusieron a ti por mujer y hermosa, a mi por macho y recolector, derramo mi semen (por esta vez y sin que sirva de precedente) al viento y que cada cual se sirva su ración de porquería y hastío, de prohibiciones y eso no se hace.
Ay, como se queda una.

Lo siento, Sandra, es tan bueno que te pido permiso para enlazarlo a mi blog ¿si? ¿me dejas?
No dejo de admirarte, ay, como me gustaría pasear a tu lado por ese jardín de tu país.

Dinobat -

y que queda para uno?...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres